• Lunes - Viernes/ 7:00AM - 02:30PM
  • Bogotá, Colombia
  • Móvil: + (571) 6813699 – 6842636
  • Dirección: Calle 153 No. 94 – 32

Reseña Histórica

Educamos para la cultura de la Autogestión

"Pensamos, sentimos y decidimos con calidad"

 “El Liceo Hypatia nace como nacen las grandes obras, es decir, fruto de la reflexión, de la visión trascendente y de una gran pasión”

Judith Guerrero Villarraga, Rectora

Hacia 1988, un distinguido grupo de matemáticos, representado por sus actuales directivos y socios propietarios, empiezan a vislumbrar los primeros resultados de un proyecto que años atrás venían madurando en sus pensamientos y sentimientos, arraigados por sus ancestros, en la tan grata labor de educar a las generaciones, para hacer de ellas baluartes de dignidad y progreso.

Haciendo honor a su nombre (el de la antigua y célebre matemática griega, Hypatia), sus propietarios han orientado el énfasis de la educación en la enseñanza de las matemáticas intensificada en los programas, logrando al mismo tiempo la integración de las diferentes áreas en el departamento de humanidades y en desarrollo de un apreciable progreso de la actividad cultural, deportiva y artística.

En Julio de 1989 se adquieren las instalaciones de una amplia casona que cubría los predios de Villa Sally, con el fin de sentar las bases de lo que en corto tiempo se constituyó en nuestra empresa educativa, contando con el decidido apoyo del Señor Fernando Pérez Ballesteros.

A fin de responder con la infraestructura necesaria para el desarrollo de la actividad escolar, se han ido adecuando en forma progresiva las instalaciones en su parte física, manteniendo la armonía de su ambiente campestre y de sus aulas para el bienestar de sus alumnos.

Cuando los objetivos y las intenciones son nobles, siempre el destino pone en el camino las luces y los apoyos necesarios, para andarlos con ánimo y sin temores, esta asesoría y consejería nos la brindan los Doctores Emilio Paredes y Emel Santiago, agudos pensadores y fieles conductores de la educación colombiana, quienes en calidad de supervisores del Ministerio de Educación Nacional, permitieron que en el segundo semestre de 1989 el Liceo Hypatia recibiera el beneplácito de la Secretaría de Educación del Distrito para abrir sus puertas a niños y jóvenes en el año 1990.