Nuestra Fundadora

Retomar nuestra vida implica correr posibles riesgos, pero, sobre todo, implica mantener firme la esperanza. Hoy, proclamamos con el corazón encendido nuestra fe en el porvenir, sabiendo que la renovación y el trabajo mancomunado fortalecerán nuestra labor pedagógica redundando en la formación de niños, niñas y jóvenes con pensamiento crítico y creativo. Seguiremos siendo una institución centrada en el aprendizaje y la convivencia armónica.

El paso del tiempo nos ha fortalecido y nos ha hecho madurar. Por más de treinta años hemos orbitado el Sol, y hoy se dibuja ante nosotros un nuevo amanecer. Mucho de lo que ayer era proyecto hoy es una realidad. Hace años queríamos integrar a nuestros estudiantes a la educación superior de manera temprana, y hoy nuestro Liceo es una de las instituciones con más experiencia en Bogotá en el proyecto de inmersión universitaria. Hace tiempo soñábamos con hacer de la música uno de los pilares centrales del aprendizaje efectivo, y hoy contamos con un proyecto musical sólido y con una tradición reconocida. Alguna vez creímos que fortalecer a nuestros jóvenes en matemáticas, música, inglés y tecnología sería la clave de su realización académica y personal, y hoy contamos con cuatro proyectos de excelencia que garantizan que las habilidades y conocimientos que tienen nuestros alumnos son más robustas que los de sus pares. Soñábamos con que nuestros estudiantes fueran bilingües y hoy lo son. Un sueño, que sin soñarlo ha sido realidad desde hace un año, es nuestra vinculación a ISA. Hoy en día, con gran orgullo les comunico que dos de nuestras estudiantes de grado once, saldrán a terminar sus estudios en unos de los mejores colegios en Estados Unidos, gracias a nuestra vinculación a ISA y a las grandes oportunidades que se les ha ofrecido a los estudiantes en el Liceo.

Claramente, tenemos un extenso camino por delante, pero nuestro pasado le da firmeza y solidez a cada uno de nuestros pasos así como la certeza de que siempre hemos sabido elegir bien. Hoy, es necesario reconocer que la más grande y mejor elección son nuestros docentes a quienes quiero hacer un reconocimiento junto con mi equipo directivo por el trabajo responsable y muy comprometido que ha dado frutos y que estoy convencida nos llevará a cumplir la meta que nos hemos propuesto: ser los primeros en nuestra localidad en calendario A. 

Lo vivido durante esta pandemia nos debe dejar fortalecidos, con mayor conciencia de nuestra casa común y con la certeza que nuestros actos por pequeños que parezcan siempre terminan impactando a los demás.

Vamos por otros 30 años!

Judith Guerrero Villarraga.

Fundadora y Rectora por 31 años. 

https://liceohypatia.edu.co/wp-content/uploads/2021/07/Admisiones-abiertas-historias.png